Federico Aymá

PATRIMONIO ACTIVO

Federico Aymá nos muestra gran oficio y habilidad en la práctica dibujística, de rasgos originales, limpios y espontáneos, casi podríamos decir en un automatismo de resolución instantánea siempre dentro de la figuración. Es capaz de sacar de las líneas sus máximas consecuencias y poder expresivo, hay un manejo de la línea sensible que supera grandemente todo lo conocido en esta área.

Podríamos decir de su dibujo, que está enmarcado en un “expresionismo lírico”, una línea que va y vuelve sobre el papel, dejando una impronta única y una dinámica del movimiento ampliamente notoria y visible. Refinado y con soltura Federico Aymá sabe imponer su capacidad plástica, a la vez que nos muestra la carnadura real de sus criaturas, que hostigadas, aparecen desamparadas en la crueldad de su existencia, hombre-bestias expuestos en su condición brutal y hasta autorretratos donde se puede captar el transcurso del tiempo.

Posee un lenguaje plástico que se inserta con toda su fuerza en lo social mostrando su propia visión, su compromiso sobre lo que acontece a su alrededor, sin olvidar el rigor estético en sus obras, aparece siempre, el caos en el que le toca vivir al hombre latinoamericano contemporáneo. Con fuerza desgarradora, nos deja su obra artística, que es más que eso, es una obra artística testimonial, donde se puede ver su batalla personal hurgando permanentemente en la miseria y la arrogancia del poder. Sin concesiones, sin tolerancias, se refleja su mirada aguda sobre la época que le tocó vivir.

Una muestra de diez obras de Federico Aymá fue expuesta en el Museo de Arte Contemporáneo de la UNL (patrimonio del mismo). Estas obras fueron realizadas entre las décadas del 60, 70 y 80. Federico Aymá fue incansable en su trabajo y dejó miles de dibujos realizados en tinta, en carbonilla y otros materiales; creó sin decaimiento a pesar del exilio que lo alejó de nuestro país y de la enfermedad que lo llevó a la muerte.

Federico Aymá nació en Paraná en 1941. Egresó del Escuela Municipal de Artes Visuales Manuel Belgrano en Santa Fe en el año 1957 como Maestro de Dibujo y de la Escuela Provincial de Artes Visuales “Juan Mantovani” en 1960 como Profesor de Dibujo. Realizó exposiciones desde 1962 hasta 1986 en las ciudades de Santa Fe, Rosario, Buenos Aires, Madrid y Barcelona.

Sus obras figuran en museos de: Santa Fe, Buenos Aires, Nicaragua, EEUU y en numerosas colecciones particulares. Falleció en Santa Fe en 1987.