Uso responsable

Advierten sobre el riesgo de los tóxicos usados en el hogar

Plaguicidas domésticos, lavandina o alcohol de quemar son compuestos que se encuentran en cualquier casa. Docentes de la UNL capacitan a maestros y agentes de salud sobre cómo manipularlos y el uso adecuado para evitar intoxicaciones.

Para mantener limpio el hogar se utilizan productos que representan un riesgo de toxicidad para la familia. Al no contemplar medidas de seguridad, mezclar distintos compuestos o usarlos para fines alternativos, aumenta el riesgo.
“Se habla mucho de plaguicidas a nivel agroquímicos pero hay también un uso doméstico a lo que no se le presta demasiada atención y expone a la familia a un contacto directo”, reflexionó María Inés Maitre, docente de “Química ambiental” de la Facultad de Humanidad y Ciencias (FHUC) de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).
Para colaborar en la concientización y adopción de medidas de seguridad, desde la FHUC se encaran actividades de extensión universitaria. Se trata de una instancia de capacitación dirigidas tanto a docentes de escuelas de Alto Verde como a agentes de salud del centro de atención del barrio. 

¿Cómo prevenir?
Algunas prácticas de limpieza se encuentran fuertemente arraigadas y modificarlas a favor de la seguridad no es tarea fácil. “La gente cuando ve que un producto mata todo, cree que es fantástico. Son compuestos que están sintetizados para producir la muerte de un ser vivo; a veces no pensamos que nosotros también somos seres vivos”, analizó Maitre.
El combinar agua lavandina con detergente es una de esas prácticas recurrentes. “Deben usarse por separado porque no sólo genera gases tóxicos sino que además se pierde la capacidad bactericida de la lavandina”, detalló.
Del mismo modo, es fundamental conocer cómo reaccionar ante una intoxicación. “La primera acción es ir a un centro de salud sin dar leche o hacer vomitar porque puede ser contraproducente. Está totalmente contraindicado tomar leche porque tiene grasa y muchos compuestos se absorben en grasa”, enfatizó Maitre.
Además, se destaca la necesidad de disponer de los números telefónicos de los centros de referencia locales para comunicarse en caso de emergencia, ya que los datos que incluyen los envases corresponden, mayormente, a la ciudad de Buenos Aires.
Otro tema relevante es el almacenamiento de los productos. Alumnos de la cátedra relevaron dónde se conservan y exponen en los comercios. “Si bien en los supermercados y los lugares grandes están separados de los alimentos, en los barrios está la costumbre de vender fraccionados los productos de limpieza. En esos casos no hay certeza sobre qué se está comprando o cómo se manipula”, contó la investigadora.

Tomar conciencia
El trabajo se desarrolla en el barrio isleño en dos etapas. En primera instancia, los estudiantes realizaron una encuesta acerca del uso de plaguicidas y otros tóxicos en el hogar así como antecedentes de intoxicaciones.
Los datos obtenidos muestran que, respecto al tipo de plaga detectado en el hogar, los entrevistados informaron: ratas (93%), cucarachas (90%), mosquitos (91,2%), moscas (85,7%), hormigas (87,3%), piojos (76%), sarna (50%), pulgas (76%) y otros (77,8%). La percepción respecto a la peligrosidad de los productos fue muy variada, entre el 29,7% y el 58,7%.
Una segunda instancia de trabajo se llevará adelante durante 2010. Se propone desarrollar actividades de capacitación de docentes y agentes de salud entendidos como multiplicadores para recalcar la importancia del cuidado de la salud en el ámbito familiar y escolar respecto a esta problemática.



Actualización: Lunes 12 de abril de 2010 a las 10:54hs

Prensa UNL – prensa@unl.edu.ar

prensa@unl.edu.ar / Bv. Pellegrini 2750 (3000) Santa Fe +54 342 457 1110

enfotos
agenda
SMTWTFS
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930 

Próximas Actividades


radio

LT10 AM 1020



LAX 103.5