Transmuteiyon

El proceso creativo como aprendizaje

Miércoles 30 de agosto de 2017 / Actualizado hace 3 semanas, 2 días

En el marco de la Convocatoria El Cuerpo Todo, el equipo interdisciplinario ganador ensaya arduamente para su debut con la puesta el próximo 28 de septiembre. Aquí algunas reflexiones del trayecto de producción.

La Convocatoria El Cuerpo Todo tiene como objetivo fomentar el desarrollo de la creación coreográfica formando equipos de trabajos interdisciplinarios para que el resultado sea una puesta en espacios abiertos. Este proceso creativo tiene un seguimiento de tutores que intervienen con su mirada en los distintos momentos de producción y creación colectiva. El estreno será el 28 de septiembre a las 15 en Ciudad Universitaria.

Transmuteiyon ha sido el proyecto ganador de la edición 2017 y el grupo está integrado por un director de cine, una psicóloga, cinco bailarines-actores y tres músicos. La dirección general de este proyecto es de Gastón Del Porto, y cuenta con la asistencia de dirección de Macarena Palacín. La dirección coreográfica está a cargo de Magalí Airala y Gabriela Lavagnino, y los intérpretes son Ignacio Francia, Rocío Solís, Gabriel Paredes, Magalí Airala y Gabriela Lavagnino. Se suman los músicos Mauricio Bernal, Nahuel Ramayo y Flavio Gilli.

“Es muy enriquecedor y al mismo tiempo desafiante explorar en tal enjambre de voluntades, miradas y pensamientos en torno a una temática tan amplia como profunda y más aún, obtener como resultado una obra donde conviven, se cruzan y respiran diferentes mundos artísticos. Todos estos condimentos transforman al cuerpo, le dan sentido y lo exponen en toda su dimensión creativa”, destacó Claudia Correa quien junto a Juan Berrón y Silvina Grinberg son los tutores de esta propuesta.

El trayecto

“Está muy buena la instancia de ver el proceso porque son grupos que se forman para este proyecto, que son muy talentosos pero que no tienen un paradigma como grupo”, aportó Berrón y agregó “hasta ahora lo que pudimos ver es que le dan valor a cada una de las disciplinas que convocaron. El director proviene del cine y va a determinar la retórica general del espectáculo. El lazo más fuerte es lo musical actuando en vivo y el movimiento”.

Por su parte, Grinberg  opinó que “es interesante lo que aparece en escena que a veces se desprende de la idea inicial, y los tutores permitimos potenciar eso que nace sin atarse lo que se pensó al principio del proyecto. Al crear las apariciones emergentes te sorprenden y los tutores desde afuera podemos ver lo evidente y resaltarlo para seguir construyendo”.

Uno de los mayores desafíos de esta convocatoria es que la puesta se presenta en espacios públicos.  “La particularidad de esta muestra es que debe ser pensada para un espacio abierto y no es lo mismo pensar en una obra para sala que es a lo que estamos más acostumbrados. El espacio abierto tiene otras nociones a tener en cuenta”, aportó Berrón.

“El potencial es que llegás a un público donde opera el factor sorpresa. Hay mucha gente que espontáneamente no va al teatro, pero si los agarrás en la calle de manera casual se genera un interés y llegás a un público que no va a la sala. Tiene que ser algo muy chiquito y que tenga mucho impacto, porque la gente sigue su camino. La virtud de este grupo seleccionado es que cuenta con tres músicos que le dan una potencia a la puesta y que es atrayente”, concluyó.

Transmutar

Transmuteiyon es “la llave para colocar al espectador en una suerte de historia cíclica, donde se puedan abordar diferentes puntos de vista de una misma situación con el eje central de los siete pecados capitales. Se intentará buscar la reacción de la gente que transite por los diferentes espacios en los cuales se interpretará la puesta”, destacaron.

Este proyecto apuesta a trabajar en contextos cotidianos de quienes, desde la convocatoria, se plantean como protagonistas: los transeúntes. La intención es construir diferentes relatos sobre las distintas transformaciones que padecen el ser humano en sociedad y los modos de habitarlos. Se busca otorgar un papel activo a los espectadores, desde el cual se logre, a partir de un contagio inducido por algunos de los intérpretes, el eje que atravesará desde distintos puntos de vista, una situación, aplicando los siete pecados capitales y las formas de aparición de éstos en la vida cotidiana del individuo.

Agenda