Vinculación

Se problematizó acerca de la innovación social y la inclusión

Martes 3 de octubre de 2017 / Actualizado hace 1 semana, 6 días

La innovación social y la inclusión fue uno de los ejes a debatir en el marco del Foro de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación Social. Contó con la mirada de especialistas.

En el marco del III Congreso de Extensión Universitaria de AUGM, realizado entre los días 7 y el 9 de septiembre con sede en la UNL, tuvo lugar el Foro de Ciencia, Tecnología, Sociedad e Innovación Social. A lo largo de las jornadas en que tuvo lugar el Foro, se plantearon instancias de intercambio y debate acerca de los aspectos que atraviesan y constituyen la temática, experiencias de trabajo, resultados de investigaciones, entre otros.

Uno de los ejes sobre el cual se propuso reflexionar fue la innovación social y la inclusión, en tanto considerada una relación de tensión a desandar.  Para ello, se contó la participación de un panel de especialistas, que abordaron la noción de innovación social, enriqueciendo el debate desde distintas perspectivas. A continuación, un espacio de conversatorio integró diversas experiencias de trabajo en el área temática, de universidades e instituciones,  entre ellas la UNL

Sobre el vínculo innovación social e inclusión social

En el panel de expertos se destacó la presencia del filósofo Martin Hopenhayn, quién se desempeñara como Director de la División de Desarrollo Social de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Entre los aspectos más importantes de su exposición se puede mencionar la relación entre las categorías de innovación social e inclusión social, las características y naturaleza de dichos conceptos, su comprensión en contextos particulares, etc.  Acerca de  la relación entre innovación social e inclusión social, Hopenhayn se refirió en términos de fuertes ambivalencias dadas por la gran carga semántica con la que se ha dotado al concepto de innovación social, asociándolo a iniciativas muy diversas, e  incluso sucedáneas ante la ausencia de registros de inclusión social.  “Existe una tensión cuando se ponen en relación los dos conceptos” advirtió.   Respecto a un definición de la noción de innovación social, precisó “no se entiende necesariamente como algo cuyo impacto en términos de resultados, debiera ser superador de lo que había antes, sino más bien, a que el impacto reside  en el proceso, es decir que la meta es el camino; el modo de hacer las cosas es tan importante como el plus que conlleva el producto final”. Y en ese mismo sentido, destacó la existencia de un producto en el propio proceso y una irreductibilidad del valor de la experiencia en el curso del desarrollo de ésta, siendo las propias personas el resultado y los insumos, dichas personas pero transformadas.  Respecto al significado de la categoría de innovación explicó que “tiene dos significantes, uno que la innovación sugiere creatividad, es decir que innovar es crear; y dos, que la innovación supone transformación, es decir es una creación que apunta a la transformación”. Y, “es necesario analizar los dos componentes” agregó.  Destacó además que el 90% de la innovación social es más bien adaptación creativa o apropiación de algo  en un contexto distinto.  Acerca de la intencionalidad que conlleva una particular innovación social, diferenció el foco de interés en diversos aspectos del proceso o producto o en la reutilización de recursos productivos existentes o subutilizados. “Una experiencia de innovación social puede tener su valor en la singularidad, es decir en que es único; o puede tener su valor en la replicabilidad, por ejemplo cuando se habla de políticas, y ésta replicabilidad se puede dar de modo horizontal o en modo de apropiación de una política pública, por ejemplo”.

Por su parte, Ignacio Trucco, investigador de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNL (FCE-UNL), planteó un recorrido sobre las distintas concepciones y desarrollos teóricos e ideológicos de la noción de innovación social, recuperando diferentes aportes bibliográficos vinculados y cómo se fue moldeando la teoría de la innovación social, en relación con las teorías de la innovación en general. En ese sentido, y para entender la categoría de la innovación social, propuso partir de una distinción entre el significado de la innovación social y el proceso de una sociedad innovando. En ese sentido, explicó: "una innovación no puede ser definida completamente desde sus características intrínsecas, ya que, y sobre todo, la articulación social de la innovación supone entender en qué contexto se produce,  identificar aquellas relaciones sociales que articulan procesos de innovación”.  Por ello, precisó: “es necesario preguntarse por las relaciones sociales que imprimen significado a estas actividades que tienen por finalidad el desarrollo de una innovación". Trucco puso el foco en el significado de la acción que determina una articulación social concreta, histórica, específica, siendo imprescindible, para conocer una innovación, conocer no sólo sus características intrínsecas sino  también, las articulaciones sociales que le dan significado. Asimismo, detalló que “las características intrínsecas del proceso de innovación pueden ser de lo más diversas, desde el uso de nuevas tecnologías hasta mecanismos para la participación directa en políticas públicas, de gobierno, desarrollo de cooperativas, entre otras”. 

Agenda