Los Peces

 

 1 Flora
 2 Fauna
 3 Especial "Peces"

 


Nuestra fauna ictícola, está integrada por una gran variedad de especies, como  Amarillos, Armados, Bogas, Dorados, Pejerreyes, Moncholos, Patíes, Surubíes, Manduvíes, Mojarras, Pacúes y Sábalos, entre otros. Muchos de estos peces, interesan al hombre por motivos diversos: deporte, acuarismo, alimentación e industria.

Por ejemplo, para la pesca deportiva, es de gran atracción el Dorado, por la gran resistencia que ofrece durante su captura. Otros que despiertan este interés son las bogas, el surubí, el moncholo, el amarillo, y tantos otros, como las "mojarritas", que entretienen a pescadores principiantes de corta edad (además de utilizarse como carnada).

En cuanto a la gastronomía, las carnes más apreciadas son las del pacú, el dorado, las bogas, el sábalo, la tararira... Una intensa actividad pesquera tiene lugar tanto para el consumo propio, como para la venta en puestos, o a restaurantes locales.
Y para uso industrial, las preferencias recaen sobre el sábalo, con el cual se fabrica harina de pescado con destino a la alimentación de cerdos, aves y animales domésticos. También se emplea su grasa para elaborar aceites utilizados en la producción de pinturas y jabones.

 

Para detallar las características de cada especie, debemos remitirnos a dos grandes grupos zoológicos que las contienen: los siluriformes y los caracoideos.
Cada uno de estos grupos, se divide en familias y subfamilias que comprenden una o varias especies de las existentes en nuestra región. 

 

 


 Los siluriformes (bagres, surubíes, manduvíes, patíes, y otros).


Los siluriformes, grupo zoológico de representantes diversos, con ciertos rasgos en común. Son peces primitivos; muchos de ellos, como los bagres, tienen osificados y aserrados los primeros radios de las aletas dorsal y pectoral, lo que vulgarmente se conoce como púas. Su piel puede estar total o parcialmente cubierta de escamas, o ser completamente lisa. Es característica la presencia de uno a cinco pares de barbas en los maxilares o en la región nasal. El orden de los siluriformes comprende 31 familias. A continuación, nombramos y detallamos las que se encuetran representadas por las especies locales.

...........................................................................................................................

|  Familia Ageneiosidae (manduvíes, entre otros) >> Ageneiosidae en griego significa “sin barba”, ya que las hembras, a diferencia de los machos, tienen barbillas débiles y cortas. Característica además es la aleta dorsal muy adelantada. Los ojos son laterales, situados inmediatamente detrás de la comisura de la boca.
      · Manduví (Ageneiosus valenciennesi) tiene la piel blanca con manchas irregulares en el dorso de la cabeza y el cuerpo. El borde de la cola es negro. Su dieta es carnívora. En primavera, verano y comienzos del otoño, abunda en el Paraná, en lugares vegetados de corrientes suaves.
Su fina carne es muy apreciada por los pescadores.

..........................................................................................................................

|  Familia Doradidae (armados) >> siluriformes que se caracterizan por presentar una hilera de placas óseas a lo largo del flanco. Su cabeza es generalmente muy osificada , con tres pares de barbillas. Tienen importancia económica ya que son objeto de explotación pesquera. En este grupo:
      · Armado (Pterodoras granulosus): se lo puede hallar en lagunas, arroyos y ríos. Exige como factor indispensable profundidad considerable, tiene el cuerpo cubierto con piel gruesa, gris oscuro casi negro en el dorso, aclarándose hacia la zona ventral. De cabeza grande, labios gruesos y con una hilera de placas cortantes en cada flanco del cuerpo.

 

 

 

 

|  Familia Pimelodidae (bagres, surubíes, patíes) >> “Pimelodus”, de donde proviene su nombre, significa “grasa”o “gordo”, en relación con la cantidad de grasa existente en sus cuerpos. Su piel es lisa, sin placas óseas. Poseen tres pares de barbillas, uno de ellos largo (las maxilares). Sus dientes son muy numerosos.
Son especies de gran importancia económica.
Esta familia se divide en subfamilias, representadas por:

   · Amarillo (P. Clarias). Característica de presentar dos fases de color (debidas tal vez a motivos ambientales): una de color amarillo claro, casi blanco en el vientre; la otra es overa o manchada, de grandes manchas pardas dispuestas en filas longitudinales.
Especie migratoria: los de mayor tamaño se desplazan anualmente aguas arriba (de Santa Fe a Resistencia, Chaco). 

   · Surubí pintado (Pseudoplatystoma coruscans). Pez de cuerpo moteado, con manchas que se alargan hacia la parte posterior de los flancos. De notables dimensiones (en el  Paraná Medio, llegan a 1,50m. De largo, y 50 kilos promedio). Su alimentación se basa fundamentalmente en bogas y sábalos. Es la especie de mayor importancia en las actividades de pesca continental en Argentina.

 


 

    · Patí (Luciopimelodus patí). De grandes dimensiones (alcanza los 90 cm.). Es de color plateado, con manchas redondeadas, y frecuenta aguas preferentemente turbias, profundas, de corrientes moderadas.

   · Manguruyú (Paulicea lütkeni), una de las especies más grandes (llegan a más de 1,50m.). Los adultos son de color café oscuro, y los más jóvenes son gris-amarillentos, con manchas oscuras en el dorso. Se alimentan de otros peces, especialmente de sábalos.
   

· Moncholo (P. Albicans). Llega a 60 cm. De largo y 2 kilos de peso. Prefiere fondos blandos y fangosos con vegetación. De fina piel, su color varía desde el gris oscuro casi negro al plomizo, aletas pectorales bien osificadas, largas y punzantes, aserradas en ambos lados, boca grande provista de dientesillos muy pequeños y barbillas considerablemente largas. Poseen gran capacidad de adaptación al medio, encontrándose en ríos, arroyos y lagunas, preferentemente en pozos y remansos.

 

 

Los Caracoideos  (mojarras, sábalos, pacúes, dorados, tarariras, entre otros).


 

Se trata de peces primitivos, o malacopterigios (de aletas con radios en su mayoría blandos y articulados). Se caracterizan por la presencia de un conjunto de huesecillos (Aparato de Weber) en la vejiga natatoria, que captan variaciones de presión del agua, transmitiendo vibraciones al oído interno.
Además de las aletas comunes, tienen en su mayoría otra llamada “adiposa”, entre la dorsal y la caudal (o cola). Casi todos tienen quijadas provistas de dientes, que varían según la especie y sus hábitos alimentarios.
   

Sus colores iridiscentes, se concentran en puntos y franjas. Las escamas resaltan con brillo metálico.
La dieta de estas especies es muy variada: algunos son herbívoros, otros omnívoros ( ingieren semillas, crustáceos y caracoles), muchos son carnívoros (crustáceos, otros peces y vertebrados varios). También hay especies iliófagas (consumidoras de materia orgánica contenida en el fango).
El orden de los caracoideos comprende alrededor de 10 familias, algunas de ellas subdivididas. Citamos a continuación las que tienen representación en nuestra zona:


 

 

 

|  Familia Characidae (mojarras, dorados, y otros).

    · Mojarra (Astyanax fasciatus): mide alrededor de 11 cm., y es un carnivoro muy voraz. Es la especie preferida por los niños a la hora de la pesca. Se la utiliza como carnada.

    · Dorado (Salminus maxillosus): de cuerpo robusto y algo comprimido, con cabeza grande y fuerte. Su color es anaranjado, con el dorso verdoso y el vientre plateado,las aletas anaranjadas con un tono carmín. De adulto, su dieta es ictiófaga: prefiere carne de sábalo, aunque no desdeña bogas, mojarras, bagres y dientudos.
 

 

 

|  Familia Curimatidae (sábalo, tararira) >> de gran importancia económica

      · Sábalo (Prochilodus platensis): Animales de buen tamaño (60 cm. Y 4 kilos de peso). Especie de gran importancia ya que son aptos para el consumo humano y para la elaboración de diversos productos industriales.
De cuerpo comprimido, alto y recubierto por grandes escamas. De color gris oscuro, llega a ser casi plateado en los flancos. La boca es redonda, protráctil y rodeada por labios carnosos, adaptados para la succión, y provisto de pequeños dientes. Es iliófago, ya que se alimenta de la materia orgánica contenida en el fango.

      · Tararira (Hoplias malabaricus): pez de buen porte que llega a superar los 60 cm.. De color castaño grisáceo en la parte dorsal, se aclara hacia el vientre, y posee manchas en los flancos. Frecuenta aguas tranquilas y poco profundas. Son carnívoras, consumen fundamentalmente otros peces (sabalitos, pejerreyes, etc.)..

 

 

 

|  Familia Anostomidae (boga, pacú)

    · Boga (Leporinus obtusidens): pez de cuerpo alargado y grueso, con flancos plateados que presentan tres manchas oscuras en los ejemplares adultos (aunque a veces faltan). Llega a 45cm. De largo y 3 kilos de peso. De dieta omnívora, integrada por granos y otros vegetales, peces pequeños, caracoles, almejas, cangrejos, y larvas de insectos.

 

 

   · Pacú (Colossoma mitrei): de color pardo plomizo en el agua, al ser capturado muestra un tono dorado lustroso con manchas negras. Llega a pesar 18 kilos, y a superar los 80 cm.. Es preferentemente herbívoro, aunque eventualmente consume también camarones, caracoles y peces pequeños.. Su carne es muy preciada por el hombre, que lo pesca activamente.
El pacú es una especie en actual retroceso numérico, y su pesca está prohibida en Santa Fe.
   

 

 //.. Foto >> gentileza Revista "El Pato"
Tel/ fax_ (0342) 4551079 / Iturraspe 2405 (3000) Santa Fe, Argentina
E-mail_ Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla



 


 

Buscar

Articulos Relacionados