La ficción del Nodo Litoral, cada vez más cerca de la pantalla

Para la filmación de la serie fueron convocados 60 actores y actrices, en su mayoría santafesinos; y un equipo local de 30 técnicos. La producción se encuentra en la etapa de montaje, efectos y edición de audio y sonido.

Entre julio y agosto, el Gimnasio de Asoem se transformó en un set de filmación. En ese espacio, bajo la dirección general de Arturo Castro Godoy y Agustín Falco se rodaron los capítulos de “Habitación 13”, la propuesta de ficción del Nodo Audiovisual Tecnológico Litoral.
El proyecto se originó en la convocatoria “La Fábrica de TV” que desde el Programa Polos Audiovisuales promueve la producción de nuevos formatos para la televisión digital. En ese marco, se había filmado un programa piloto a fines de 2012, y luego de esa etapa, el proyecto atravesó un proceso de selección entre otros que se presentaron en todo el país. De esta manera se obtuvo la financiación para producir la serie, con un formato de 13 capítulos unitarios filmados en una sola locación.
El Programa Polos Audiovisuales Tecnológicos es impulsado por el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios (MINPLAN). Dentro del mismo, el Nodo Litoral se conforma con una treintena de agrupaciones, organizaciones, ONGs, organismos públicos y educativos, bajo la coordinación de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

H13 PH SOL RODRIGUEZ

Trece historias y un conserje
La historia transcurre en una única locación (tapón escenográfico), a la manera de las sitcom norteamericanas, en este caso en la habitación de un hotel situado en alguna ciudad del litoral argentino. Cada capítulo depara al espectador nuevos personajes e historias, contadas cada una de ellas en las claves de diversos géneros como comedia, comedia negra, policial, suspenso, entre otros.
El misterioso personaje del conserje, interpretado por Raúl Kreig, será el único que aparece en todos los capítulos para mediar entre la historia y el televidente, “al estilo de Alfred Hitchcock”, explica uno de los directores y guionista de la tira, Agustín Falco. “El tema de la serie es también la televisión y los géneros, entonces el conserje de alguna manera lo que hace es acercar al público la lógica de funcionamiento de las historias. De esa manera hay dos planos en el relato: el de las historias que ocurren dentro de la habitación, que son independientes unas de otras; y otro que funciona en un relato general, en el que se irá develando quién es el conserje y porqué presenta él las historias”, agrega.

Producción local
“Habitación 13” es una producción audiovisual netamente local, en la que participaron en total 57 actores y actrices santafesinos, a los que se sumaron dos artistas de Rosario y una actriz de Buenos Aires. El equipo técnico -unas 30 personas- también se completó en su mayoría con realizadores locales.
Filmar los 13 episodios en estudio, y con una única escenografía, exigió una lógica y un diseño de producción televisiva, ajustados a esas características del formato; a la vez que un importante trabajo de dramaturgia y estética en cada historia, interpretada por un elenco diferente en cada capítulo. Dentro de esa ingeniería de producción, una cuestión clave para el resultado de lo que se verá en pantalla -explicó Falco- fue el plan de ensayos que se desarrolló en paralelo con cada grupo de actores en el mes previo a la filmación, para lo que se incorporaron como asistentes, a reconocidos directores locales. De esa manera, se logró ensayar con todos los grupos en paralelo y reducir el tiempo de filmación en el set.
“Estamos muy satisfechos con el resultado en general; y en particular con el trabajo realizado por los actores, teniendo en cuenta que por nuestra parte no hay mucha experiencia en la dirección actoral televisiva porque tenemos una formación y práctica más vinculadas al cine; y que para los actores también fue un desafío trabajar ante una cámara, porque es una tarea que requiere técnicas y recursos específicos. El trabajo técnico también nos dejó conformes, en particular en fotografía, donde contamos con Atilio y Claudio Perín. Ahora iniciamos la etapa de postproducción que estimamos podría llevarnos unos seis meses”.

fuente: Prensa UNL.

Deja un comentario


− seis = 2