La Universidad  ofrece una amplitud de políticas de bienestar dirigidas especialmente a sus estudiantes y la comunidad universitaria en general.

Estudiar en la UNL no es sólo acceder al estudio de una carrera universitaria, sino que además implica la posibilidad de participar de actividades académicas y culturales como de los servicios y propuestas que ofrece en materia de salud, deportes, comedor, accesibilidad, residencias, entre otros.

Acceder a una beca, al Predio UNL ATE, practicar deportes, cuidar la salud, comer sano y accesible en el comedor universitario, o vivir en una residencia estudiantil, son sólo algunas de las estrategias que acompañan al ingreso a la Universidad. Además de participar en cursos, conferencias, talleres y congresos que complementan la formación académica.

Estrategias de inclusión que sumadas a la gratuidad garantizan la democratización e igualdad de acceso para todos.