La Universidad, por intermedio del Centro de Idiomas, dicta cursos con fines generales y específicos. Los primeros están destinados a adultos y se proponen desarrollar, a través de un enfoque comunicativo, las cuatro macrodestrezas: comprensión oral y escrita y producción oral y escrita, utilizando las nuevas tecnologías como herramienta de soporte en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Para los cursos de Nivel I –en cualquiera de los idiomas– no se exigen conocimientos previos, en tanto que, para ingresar a los otros niveles, es necesario realizar un test diagnóstico.

Los cursos con fines específicos, en cambio, están diseñados de acuerdo a las necesidades específicas de los estudiantes y sus objetivos futuros, mejorando su habilidad para comunicarse, usando tecnicismos específicos. Este es el caso de los cursos de inglés y portugués orientado al mundo de los negocios e inglés orientado a las ciencias médicas.