La reserva está ubicada al norte de la Ciudad Universitaria, junto al Predio UNL-ATE y frente a la laguna Setúbal.

Se trata de un espacio natural con una superficie aproximada de 12 hectáreas que preserva un paisaje propio del valle aluvial del río Paraná, enclavado prácticamente en un ambiente urbano.

Creada en 1998 a partir de un convenio entre la Universidad y la Fundación Hábitat & Desarrollo, la reserva posee una flora autóctona y una importante diversidad faunística compuesta de invertebrados, aves acuáticas, algunas migratorias, y peces. Además, conviven varias especies de mamíferos y reptiles adaptados a las condiciones del área.

Por su riqueza y diversidad, la reserva es un espacio clave para la realización de proyectos de investigación, extensión y docencia. Asimismo, es un ámbito de esparcimiento, recreación y entretenimiento para quienes gustan de la naturaleza. Es también fuente de conocimiento y de información para aquellos que la estudian, enseñan o investigan.

Acceso y visitas

La entrada a la reserva ecológica es libre y gratuita durante todo el año y se puede ingresar de miércoles a domingo en el horario de 9:30 a 19:30. En la Reserva también se realizan visitas guiadas a establecimientos educativos con personal entrenado en días y horarios a convenir.