El Sello Discográfico de la Universidad fue creado en diciembre de 1997 con la intención de retomar el espíritu de la Editorial Discográfica de la UNL (EDUL) fundada en 1965. El objetivo de este relanzamiento consiste en abrir espacios para la producción y la difusión de artistas regionales y nacionales. Su política editorial se ejecuta a través de un Consejo integrado por un representante del Instituto Superior de Música, uno de LT10 Radio Universidad y uno de la Secretaría de Cultura.