Vera Cartonera

Vera cartonera es una editorial argentina que sigue la impronta impulsada por Eloísa Cartonera y por La Sofía cartonera (Universidad Nacional de Córdoba).

Lo distintivo de esta editorial es su institucionalización de doble pertenencia en una universidad pública y en el organismo de investigación más prestigioso del país fundado en 1958: el CONICET (Vera cartonera se aloja en el Centro de Investigaciones Teórico Literarias de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad Nacional del Litoral, en el Programa de Promoción de la Lectura de Ediciones UNL y en el Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales del Litoral, de doble dependencia, es decir, institucionalizado tanto en la UNL como en el CONICET). 

Esto tiene sus consecuencias en la propuesta editorial: el catálogo incluye literatura junto a divulgación científica y cultural en campos que van desde las ciencias biológicas hasta las ciencias humanas y sociales. Se trabaja con recetas de cocina, literatura para niños y jóvenes, poesía, teatro, narrativa, traducciones, crónicas, divulgación científica, notas de prensa. Hay colecciones que tratan problemáticas determinadas como cuestiones de género, trabajos de memoria, reflexiones sobre la lengua, críticas de cine, problemas de enseñanza (nuestro catálogo actual presenta títulos en algunas de estas colecciones: las restantes están en preparación). 

El equipo que trabaja en Vera cartonera está formado por escritores, científicos, traductores, profesores, diseñadores, periodistas, comunicadores sociales, estudiantes y realizadores audiovisuales.

El nombre de la editorial tiene una justificación que incluye varios sentidos: la continuidad con la práctica de las editoriales cartoneras de elegir un nombre de mujer; la alusión al lugar de producción, es decir, nuestra ciudad, Santa Fe de la Vera Cruz; la referencia a las orillas que también signan nuestro habitar dado que nuestra ciudad está rodeada por ríos; la insinuación de cierto modo de ver el mundo que fantasea con alguna pretensión de “verdad” y el envío a la planta de nombre científico Vicia-sepium, comúnmente llamada “vera”. Este último sentido se recoge en el diseño del sello creado para imprimir de modo manual en el interior y en el exterior de cada libro.

 

Colección Setúbal / Dirección: Santiago Venturini

Cuadernos de la lírica – Marcelo Díaz 

La distancia natural - Virginia Rinaldi

 

Colección Kuaa / Dirección: Federico Ariel

La cultura y el genoma - Federico Ariel, Alberto Kornblihtt, Andrea Gamarnik, Gabriel Rabinovich y Ada G. Blidner, Raquel Chan. Prólogo de Adrián Paenza

 

Colección Vida bandida / Dirección: Francisco Bitar

Otra fe en la materia - Edgardo Russo x Silvio Mattoni

 

Colección Quiloazas / Dirección: Larisa Cumin

Kadish – Tali Goldman

Leer un canto - Laura Ortiz

 

Colección Algo compartido / Dirección: Ivana Tosti

Las cuatro estaciones. Una historia privada de la alimentación - Daniel Link

 

Colección Almanaque / Dirección: Analía Gerbaudo

Mal de muñecas – Selva Almada. Dibujos: Luis Acosta

Por última vez sobre la tierra. Un cuento y un ensayo - Francisco Bitar

Después de una larga época – Santiago Venturini