La UNL cuenta con Observatorios que monitorean, evalúan, integran información y elaboran estadísticas globales y específicas, aportando racionalidad a los análisis y debates. Sus actividades principales son la elaboración de diagnósticos, la redacción de informes y la difusión de los resultados obtenidos.

Sus trabajos son sustanciales a la hora de planificar y evaluar las estrategias de gestión universitaria.