Las cooperadoras de las Unidades Académicas reúnen el aporte voluntario de estudiantes y graduados y lo destina a mejorar el funcionamiento cotidiano de las Facultades y al mantenimiento de la infraestructura. Además destinan un porcentaje que se transforma en fuente de financiamiento complementaria para nuestra universidad cuyo fin es facilitar a los estudiantes la continuidad de su formación a través de becas de ayuda económica o a actualizar el material de estudio disponible en las bibliotecas. Esta constituye una valiosa herramienta para la Universidad que permite optimizar su funcionamiento y brindar más y mejores oportunidades y condiciones de estudio a sus alumnos.

El porcentaje de aporte que surge de la cooperación de estudiantes desempeña un papel clave en la Universidad, ya que por intermedio del Programa de Ayuda Económica, los alumnos pueden colaborar voluntariamente para que otros estudiantes accedan o permanezcan en el sistema educativo.

Los porcentajes de recursos generados a partir de aportes de graduados, son destinados al Programa de Apoyo a las Bibliotecas, fondos fundamentales para la actualización del material de estudio disponible en las bibliotecas.

Los interesados en asociarse deben contactarse con la cooperadora de la unidad académica a la que pertenecen. Asimismo cada cooperadora tiene amplia gama de beneficios que ofrecen a los asociados.

Programa de Ayuda Económica

Programa de Apoyo a las Bibliotecas