La Universidad elabora anualmente una memoria institucional dando cuenta del trabajo realizado en ese período, con el fin de evaluar el desempeño institucional de acuerdo a los objetivos y metas planteados.

La información se presenta ordenada según los ejes rectores del Plan de Desarrollo Institucional que orientan las líneas de acción de la gestión de la Universidad.

Las Memorias son aprobadas por la Asamblea Universitaria y facilitan una mirada crítica que se convierte en herramienta clave para garantizar la mejora continua en el modo de gestión de la institución.