La UNL avanza en su diagnóstico de consumo de energía eléctrica

Cada 5 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Eficiencia Energética y en este marco la UNL avanza en su diagnóstico de consumo de energía eléctrica y en definición de líneas de trabajo para apostar a un uso más eficiente de los recursos energéticos.


El viernes 5 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Eficiencia Energética, un día para reflexionar sobre el uso racional que le damos a la energía y actuar en consecuencia.

En el marco de UNL Verde, y en sintonía con las metas establecidas en el Objetivo de Desarrollo Sostenible N°7, energía sostenible, de Nacionales Unidas, la Universidad Nacional del Litoral (UNL) ha comenzado a realizar un diagnóstico de los consumos de energía eléctrica en cada una de sus dependencias, buscando identificar oportunidades de mejora en cuanto a la renovación y mantenimiento de instalaciones, capacitación del personal, concientización ambiental de la comunidad universitaria, sistematización de la información y desarrollo de indicadores para la toma de decisiones.

Sumado a ello, y en el marco de la Red de Universidades Argentinas para la Gestión Ambiental y la Inclusión Social (Red UAGAIS), recientemente se creó el Grupo de Trabajo de Energías, como un ámbito de sociabilización de buenas prácticas en materia de gestión energética y eficiencia. Este grupo estará coordinado por la UNL.

La eficiencia energética en el contexto global

A nivel mundial, según la Organización de las Naciones Unidas, el consumo de energía es el factor que actualmente contribuye en términos mayoritarios al cambio climático y representa alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero.

Sumado a las dificultades para acceder a los servicios modernos de electricidad de una importante cantidad de personas en todo el mundo, y al todavía bajo nivel de implementación de fuentes de energía de origen renovable, los esfuerzos realizados en materia de un consumo eficiente y racional de los recursos energéticos resulta de vital importancia.

Ahorro energético en la UNL

En el marco de las políticas sobre el cuidado del medio ambiente y el uso eficiente de recursos, la UNL a través de UNL Verde destaca la eficiencia energética como uno de sus ejes de trabajo. Esta premisa se incorpora en el proceso de toma de decisiones relacionadas con la infraestructura y mantenimiento de las instalaciones en todas sus unidades académicas.

Esta iniciativa comenzó hace algunos años con la migración de luces incandescentes a bajo consumo. Esta transición permite obtener un ahorro importante en el consumo energético. La última modernización realizada con luces LED permite racionalizar, como así también reducir el consumo obteniendo un ahorro sustancial del 40% sobre la facturación anual.

El plan de recambio consistió en sustituir 13.950 luminarias alojadas en todas las unidades académicas de la UNL, con una inversión superior al 1,5 millones de pesos y que permite reducir el consumo energético.

A diferencia de otras tecnologías, como las lámparas fluorescentes o de inducción, los diodos emisores de luz no contienen sustancias peligrosas como el mercurio, el plomo u otros materiales tóxicos.