Más infraestructura

Se inauguró un laboratorio que permitirá diseñar y procesar materiales

Miércoles 7 de noviembre de 2018 / Actualizado hace 1 semana, 2 días

Está emplazado en el edificio Damianovich de la Facultad de Ingeniería Química de la UNL, y será fundamental para tareas académicas, de investigación y extensión que se desarrollan en las carreras de Ingeniería y Licenciatura en Materiales.

El rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Enrique Mammarella, y el decano de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ-UNL), Adrian Bonivardi, inauguraron este miércoles un Laboratorio de Materiales. Se trata de un nuevo espacio, asignado al Departamento de Materiales de la FIQ que será fundamental para las tareas académicas, de investigación y extensión que se desarrollan en las carreras de Ingeniería y Licenciatura en Materiales. En ese espacio se realizarán gran parte de las actividades prácticas de las asignaturas de esas carreras, que son principalmente del tipo experimental. Con esto, se espera darle a las carreras una mayor visibilidad ante los organismos, instituciones e industria, que demanden algún tipo de actividad específica relacionada con la producción, el diseño y el procesamiento de nuevos materiales.

El rector sostuvo que “este es un esfuerzo para aumentar la superficie que uno tiene para el desarrollo de actividades experimentales, fundamentalmente, a medida que se van consolidando las carreras de nuestra Universidad”. En cuanto al financiamiento de las obras, “se realizaron con fondos propios de la UNL y de la FIQ, esfuerzos conjuntos que permiten seguir mejorando. Esta obra llevó más de un año de readecuación de los espacios disponibles en el edificio Damianovich para que sea útil a los nuevos fines planteados”, explicó Mammarella.

Por su parte, el decano de FIQ Adrián Bonivardi se refirió al destino y uso de la nueva infraestructura. “El impacto mayor será sobre las dos carreras de materiales que tenemos en la Facultad, lo cual viene asociado con los procesos de acreditación. El objetivo es contar con un espacio propio de trabajo para Ingeniería y Licenciatura en Materiales, carreras nuevas que sólo cinco instituciones dictan en nuestro país”. En cuanto al logro de estos nuevos espacios, “corona nuestros esfuerzos para ir mejorando las condiciones de trabajo. Es una inmensa alegría estar avanzando en este sentido que repercutirá en la enseñanza, la investigación y la transferencia derivada de estas áreas de conocimiento”.

Más inversión, mejores espacios
Este laboratorio es el resultado de un gran esfuerzo presupuestario propio, pensando en la necesidad de contar con más espacios propicios de trabajo. En el nuevo laboratorio  se instalarán equipamientos, como hornos y muflas, para el cocido de materiales cerámicos y para el tratamiento térmico de metales; se tendrá disponible una campana de extracción de vapores que será útil para la fabricación de polímeros; contará con mesadas de trabajo con capacidad superior a la cantidad de alumnos actualmente cursando estas carreras. Será esencial para la realización de trabajos prácticos que permiten determinar las propiedades ópticas, magnéticas y eléctricas de los materiales.
El nuevo espacio tiene, además, la superficie necesaria para instalar a futuro equipamiento adicional. En esa dirección, y desde el Departamento de Materiales, Alfredo Huespe sostuvo que “se realizarán las actividades necesarias  en pos de conseguir nuevos accesorios y dispositivos que mejoren el equipamiento de laboratorio. En particular, y como objetivo prioritario a conseguir en lo inmediato, se direccionarán estas tareas para obtener e instalar una extrusora de polímeros”.

Estudiar Materiales, impactar en la sociedad

Las dos carreras de grado a la cual están asignados estos laboratorios son las más recientemente creadas de la Facultad de Ingeniería Química, destacándose que hay sólo cinco instituciones universitarias en todo el país que ofrecen el título de Ingeniero en Materiales. “Es una carrera transversal al resto de las ingenierías, ya que tiene una amplia gama de aplicaciones en cualquier industria en donde se necesiten manejar nuevos materiales o materiales convencionales”, sostuvo Huespe.
Las tareas experimentales que demandan estas carreras, como: ensayos destructivo y no destructivo de materiales, caracterización y determinación de las propiedades mecánicas, térmicas, ópticas, magnéticas y eléctricas de materiales convencionales o de nuevos materiales, constituyen un eje fundamental para el desarrollo e impacto que ambas carreras tienen en la sociedad.

En este sentido, Luciano Benítez estudiante de quinto año de Ingeniería en Materiales manifestó que “es la carrera del futuro porque involucra nuevos aspectos como materiales metálicos, plásticos y cerámicos, lo cual requerirán las fábricas en el futuro”. En cuanto a los nuevos espacios, “hacía mucha falta contar con espacios más amplios, en especial porque año tras año hay más estudiantes. Es una carrera que no es tan conocida pero que es una de las carreras fundamentales del mañana”, aseguró.

 

Agenda