Inclusión UNL

UNL garantizó accesibilidad académica y comunicacional a estudiantes

Miércoles 16 de diciembre de 2020 / Actualizado hace 4 semanas, 2 días

El Área de Inclusión y Calidad de Vida continuó llevando adelante las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad académica y comunicacional a los estudiantes en situación de discapacidad en el ámbito de la UNL.

El escenario educativo por la pandemia de Coronavirus COVID-19 sufrió un gran cambio y las universidades junto a sus estudiantes y sus docentes debieron implementar nuevas metodologías de trabajo para dar continuidad al ciclo lectivo. Tanto el trabajo remoto como el cursado virtual fueron, y siguen siendo, un gran desafío para garantizar educación de calidad a estudiantes en situación de discapacidad en el ámbito de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

El Programa de Accesibilidad Académica del Área de Inclusión y Calidad de Vida, durante todo el año, llevó adelante las medidas necesarias para garantizar la accesibilidad académica y comunicacional a sus estudiantes. Para lograr este trabajo fue fundamental contar con la colaboración de representantes de cada unidad académica, de los gabinetes pedagógicos y, por supuesto, de los docentes que ocuparon un lugar clave como sistema de apoyo para lograr la accesibilidad académica y comunicacional.

Fortalezas y debilidades: la experiencia de la virtualidad

En el segundo informe institucional elaborado por el área mencionada, sobre el estado de situación del cursado virtual de estudiantes en situación de discapacidad en el contexto de cuarentena, explican que “la virtualidad lleva a preguntarnos sobre las situaciones de vulnerabilidad en que se encuentran todos los sujetos que son parte del proceso educativo, lo que nos lleva a diseñar estrategias y apoyos, como así también recursos en diferentes formatos y soportes, ampliando la equiparación de oportunidades de enseñanza y aprendizaje”.

Para dar cuenta de requerimientos y sus posteriores ajustes necesarios que permitan proyectar y resignificar cada tarea académica, el Área de Inclusión y Calidad de Vida manifestó en el informe las fortalezas y debilidades del trabajo remoto.

Respecto a las fortalezas se explica que “tienen que ver los factores que inciden en la enseñanza virtual, en un contexto de pandemia, sobre todo cuando la misma está pensada desde una perspectiva inclusiva y disponiendo todas las herramientas posibles para favorecer la autonomía de los estudiantes y la disponibilidad por parte de los docentes de tornar accesible sus clases”.

Por otro lado, en cuanto a las debilidades identificadas, en el informe se aclara que “persisten y tienen que ver con los tiempos en los que se disponen los materiales en formatos accesibles, el trabajo remoto ocasiona que la coordinación con cada docente y los recursos que van a alojar al aula sean accesibles, muchas veces vayan a destiempo. La tarea de producir recursos académicos accesibles, aún hoy es una que no sólo la puede llevar adelante sólo el docente”.

Agenda