Día Mundial del Arte

Artes visuales: formación, competencias y camino recorrido en pandemia

Jueves 15 de abril de 2021 / Actualizado hace 1semana

Para celebrar el día del nacimiento de Leonardo Da Vinci, el MAC propone esta nota donde la Prof. Mariné Nicola reflexiona sobre la formación en artes visuales, competencias de la profesión y la situación actual en relación a producción y consumos.

El 15 de abril se celebra el Día Mundial del Arte, debido a que este día es el natalicio del pintor, escultor, diseñador, arquitecto, poeta y biólogo Leonardo Da Vinci. Es desde el año 2012 que se celebra esta fecha en busca de “promover conciencia de la actividad creativa y conocer la importancia que tiene el arte y sobre todo el pensamiento creativo, para la evolución del conocimiento y la resolución de desafíos de la vida humana”.

En este lineamiento de difusión de las actividades artísticas, el Museo de Arte Contemporáneo, dependiente de la Secretaría de Ciencia, Arte y Tecnología de la UNL, convocó a la docente de las cátedras Antropología Cultural y Sociología del Arte de la Licenciatura en Artes Visuales, Prof. Mariné Nicola para reflexionar sobre la importancia de contar con esta carrera en la Universidad y también sobre la situación actual de las artes en tiempos de pandemia. 

Formación, actualización y competencias

Desde hace varios años la UNL cuenta con la carrera de Licenciatura en Artes Visuales en su oferta académica. En el desarrollo del plan de estudios de esta carrera se ofrece “una visión integral del arte y de las artes visuales de forma específica, analizándolas en el campo cultural contemporáneo. Se aborda su estudio desde múltiples aristas, considerando las dimensiones estética, ética, política, económica, social y cultural que se entrecruzan en procesos de producción, distribución, consumo y exhibición de los artefactos artístico-culturales, que muchas veces conllevan a movimientos de reproducción o transformación y disrupción”, apuntó Nicola. 

El arte contemporáneo se caracteriza por “la interacción y la evolución entre diferentes disciplinas, así como el empleo de sus diversos recursos y lenguajes. Esta dinámica da lugar a una amplia multiplicidad de productos estéticos. Las artes visuales fusionan elementos provenientes de la pintura, la escultura, la danza, la arquitectura y el cine, incorporando nuevos elementos. Por lo tanto, se relacionan con la armonía, el color, el movimiento, la textura, la estética, la pluralidad cultural y ritmo, entre muchas otras”, explicó. 

Y continuó: “En tal sentido, es enriquecedor y formativo que las/ los estudiantes puedan acceder al conocimiento y problematización de las artes visuales, su especificidad y particularidades en el campo artístico-cultural, conociendo su historicidad en el proceso de constitución y los fundamentos éticos, estéticos, políticos y filosóficos que sustentan las diferentes formas de representación”.

Así, el Licenciado en Artes Visuales egresa con “posibilidades de aplicar sus conocimientos en el abordaje, enseñanza, investigación y resolución de problemas relacionados a las actividades artístico-culturales en el campo de lo visual, pudiendo colaborar en la gestión y administración de políticas culturales, realizando asesorías y acciones referidas al ámbito de su competencia, ya sea en organismos o instituciones tanto públicas como privadas. También está en condiciones de integrar programas de formación y capacitación de recursos humanos en el área de la educación artística en sus distintos niveles y modalidades. Además, cuenta con las herramientas para proponer proyectos, realizar estudios e investigaciones relacionadas con las disciplinas afines y en diferentes problemáticas del campo artístico-cultural”.

Arte y cultura: producción, consumo y exhibición 

El mundo entero está viviendo una realidad nueva y las manifestaciones artístico- culturales no son ajenas a ello. En relación con los procesos creativos, Nicola reflexionó: “existen dificultades para desarrollar y concretar proyectos, dada la escasez de recursos públicos y privados destinados al fomento de estas actividades, como así también a la dificultad de acceder a materiales indispensables según la particularidad del proyecto de creación. Esta problemática no es un tema privativo a la pandemia, sino que viene de años anteriores y con la situación actual se ha agudizado”.

Cuando se le preguntó por la distribución, consumo y/ o exhibición, consideró que: “aquí es donde hemos presenciado a lo largo de este último año, la búsqueda constante de alternativas y el despliegue de creatividad para poder difundir y llegar al público. En muchas ocasiones, las redes sociales, los medios tecnológicos y digitales han sido aliados para acercar la información o la visualización de diferentes piezas y muestras de artes visuales al público en general y, a los interesados y especialistas en artes, en particular”.

“Así pudimos conocer, visitar, recorrer diversas muestras, colecciones de galerías, museos y repositorios de bibliotecas localizados en cualquier parte del mundo. El aspecto positivo es que muchas instituciones prestigiosas relacionadas al arte y la cultura se han ‘abierto’ al mundo y al público masivo a través de las visitas virtuales. Cuestión que celebro, porque acerca el arte y la cultura a todos los rincones del mundo y los pone a disposición de todas las personas interesadas en poder conocer y disfrutar parte del patrimonio cultural de nuestras sociedades”.

Para finalizar, afirmó “igualmente, no tenemos que ser tan ingenuos y caer en una ilusión de que conlleva a una democratización de la cultura, ya que para acceder a dichos recorridos o visitas virtuales se necesitan, primero, los dispositivos tecnológicos adecuados, luego, el acceso a internet y por último –aunque no menos importante- cierto conocimiento, curiosidad o destrezas para decodificar y disfrutar lo que se ofrece en dichos recorridos, colecciones o repositorios”.


 

Agenda