Planeamiento

Asumieron nuevas autoridades en el nivel preuniversitario

Viernes 8 de junio de 2018 / Actualizado hace 2 semanas, 1 día

La Secretaría de Planeamiento Institucional y Académico, a cargo de Claudio Lizárraga, puso en funciones a Héctor Odetti como director del Programa de Enseñanza Preuniversitaria y a Rodrigo Benítez como director de Planeamiento de la Escuela Granja.

En la mañana del viernes, en las instalaciones de la Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja (EAGG), asumieron las nuevas autoridades de la Secretaría de Planeamiento Institucional y Académico de la UNL. Se trata de Héctor Odetti, quien asumió como director del Programa de Enseñanza Preuniversitaria y Rodrigo Benítez, quien tomó posesión de su cargo como director de Planeamiento Institucional de la EAGG. El acto fue presidido por el rector de la UNL Enrique Mammarella y el vicerrector Claudio Lizárraga, acompañados por los decanos de las facultades de Ciencias Agrarias y Ciencias Veterinarias, Norberto Gariglio y Humberto Occhi, respectivamente. Acompañaron el acto numerosas autoridades y público en general.

En primer lugar hizo uso de la palabra la vicedirectora a cargo de la  Escuela de Agricultura, Ganadería y Granja, Liliana Giménez, quien dio la bienvenida a los presentes y celebró la pronta formación del Consejo de Escuelas Preuniversitarias, “un ámbito que servirá para hablar de nuestras debilidades y de nuestras fortalezas. Esto significa que la UNL, creada como hija directa del movimiento reformista, reafirma más que nunca el compromiso con la libertad de participación de los diferentes estamentos y la democratización de la enseñanza, así como la responsabilidad de mantener la igualdad en el acceso, la gratuidad, la formación de ciudadanos comprometidos con la realidad social en la cual ellos se encuentran insertos”.

Tras la firma del acta correspondiente, el nuevo director de Planeamiento de la EAGG, Rodrigo Benítez, habló sobre los desafíos de su área y la posibilidad de mirar a futuro, “sin olvidar nuestras bases más puras, que son los postulados de la Reforma Universitaria”. “Estamos hoy aquí para revalorizar el rol de las escuelas en el aporte por una sociedad más igualitaria, basada en el conocimiento, que afronte con eficacia y equidad los problemas de la región”, sentenció.

En tanto, el director del Programa de Enseñanza Preuniversitaria, Héctor Odetti, asumió su nueva función con el compromiso de “trabajar bajo una lógica solidaria, comprometida con cada uno de los componentes de la Universidad Nacional del Litoral. Los docentes de nivel  inicial, primario y secundario de cada espacio curricular, los maestros de talleres, el personal de campo, preceptores, personas que integran las áreas de apoyo educativo, los administrativos y cada equipo de gestión, encontrarán el espacio de diálogo para buscar alternativas a cada problemática que se plantee”.

 

Un llamado a “ser protagonistas”

El acto concluyó con palabras del vicerrector Claudio Lizárraga, quien se dirigió a los presentes haciendo referencia a la situación de la educación preuniversitaria en la UNL:  “Hemos comprendido la necesidad de pensar en un ámbito de gestión como es la Secretaría de Planeamiento Institucional y Académico no solamente vinculando las políticas de planeamiento a la gestión académica, sino también en todos los niveles que están incorporados en términos formativos en la Universidad, desde el nivel inicial al cuarto nivel, concentrados en la posibilidad de desarrollar una política orientada y articulada entre los espacios que normalmente aparecían desarticulados en el propio interior de la Universidad”, comenzó.

En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de vincular fuertemente el planeamiento de las políticas referidas al nivel preuniversitario a las acciones del quehacer de la Universidad en su conjunto. “Tienen que ser protagonistas frente a las políticas relacionadas al desarrollo, la gestión curricular, el planeamiento y la evaluación”, indicó.

“Asumimos la responsabilidad de formar jóvenes en nuestras escuelas en las distintas modalidades, además de la responsabilidad indelegable de convertir esas prácticas educativas en objeto de investigación permanente y poder transferir luego esas experiencias”, añadió. En este punto, hizo referencia al proyecto “Articulación en contextos diversos: transitar la secundaria hacia la universidad y el mundo laboral”, presentado el pasado martes por parte de autoridades y docentes de la Escuela Secundaria de la UNL (ESUNL).

“Es necesario pensar en las articulaciones entre niveles y en las articulaciones intrasistémicas del sistema universitario con la convicción de que no podemos reclamar políticas, experiencias innovadoras en materia de articulación, si no somos capaces de ponerlas en práctica, de llevarlas adelante, de experimentar, de poder ensayar y generar insumos diferentes  para pensar una problemática que es preocupación en todas las unidades académicas y escuelas. Eso implica poner en juego la posibilidad de trabajar todos juntos en una lógica articulada, convocando absolutamente a todos los actores. Esta es nuestra meta”, determinó Lizárraga.

Agenda