Estimulación

La FBCB tiene su propia Cámara Gesell

Miércoles 22 de mayo de 2019 / Actualizado hace 6 días, 13 horas

Es un espacio equipado específicamente para que estudiantes y docentes realicen observaciones del desarrollo integral del niño, desde una perspectiva bio-psico-social en el contexto familiar. El servicio para las familias voluntarias es gratuito.

Dentro de los avances edilicios programados para 2019, La Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas (FBCB) de la UNL, finalizó el acondicionamiento de su propia Cámara Gesell emplazada en el segundo piso donde funciona la Escuela Superior de Sanidad “Dr. Ramón Carrillo”. Se trata de un espacio zonificado y equipado específicamente para las prácticas de observación de los profesionales de la Educación y de la Salud que realizan los distintos niveles del “Curso de posgrado de Actualización y Perfeccionamiento denominado Terapeutas en Intervención y Estimulación Temprana”.
Esta Cámara constituye un espacio que aporta un valor agregado para graduados y futuros egresados porque les permite observar, analizar y realizar conclusiones sobre los casos que se presentan, respaldados por los docentes de la carrera. Dentro del recinto se realizan las prácticas de observación del desarrollo típico y de los trastornos del desarrollo. Este servicio que brinda la la FBCB, con una experiencia piloto de 18 meses, es totalmente gratuito para la familia asistente, funciona los días viernes o sábados (previa entrevista) y como único requisito se solicita la firma de un consentimiento sobre la voluntaria aceptación de prácticas de observación.

“Nuestro objetivo primordial es proporcionarles a los papás instrumentos para guiar y optimizar el desarrollo de sus hijos; entendemos que los padres constituyen un rol primordial, su participación debe ser absolutamente activa en el desarrollo de sus hijos, por lo cual es ahí donde nosotros brindamos las sugerencias. Algunas de las familias ya tienen sus terapeutas. De todas maneras es importante aclarar que nuestro equipo no hace terapias a lo largo del año, sino observaciones y asesoramiento familiar”, explica Graciela Gaminara, directora del curso de posgrado y responsable de la Cámara Gesell.

Servicio de observación
En la cámara se recibe a niños de 0 a 3 años. Cada observación tiene una duración de 1 hora 15 minutos como mínimo; finalizada la misma, el docente despide al niño y a sus familiares e inicia un debate reflexivo de 45 minutos entre alumnos y docentes responsables. Se analiza el neurodesarrollo integrando todas sus dimensiones, los marcos teóricos que fundamentan la observación, como también, las actitudes de los terapeutas para finalizar con una reflexión sobre las prácticas de intervención en el marco de la Atención Centrada en la Familia.
“Los niños que recibimos en Cámara Gesell llegan a nosotros porque algunos papás se enteran que en la Facultad hacemos observaciones interdisciplinarias. La evaluación se hace desde el estatus de cada uno de los profesionales que conforman el equipo docente, y posteriormente se les brinda asesoramiento para que la familia pueda ser partícipe activo en el desarrollo de su niño”, explica Gaminara. “Una de las reglas dentro del espacio es que no haya nada de material didáctico, nuestra intervención es desde la vinculación, y no los materiales didácticos. Sí, les pedimos a los papás que traigan los objetos preferidos del niño u objetos de la vida cotidiana con el cual el niño está más familiarizado, para que podamos verlo interactuar durante el juego. Observamos qué ocurre con el niño en relación con el entorno, con la familia, con su propio cuerpo, con los objetos pero siempre en un marco de respeto al espacio corporal del pequeño”, finalizó.

¿Cómo es la Cámara Gesell?
Es un espacio de 6 m2 que consta de dos habitaciones separadas entre sí por un tabique vidriado semi-espejado, según lo exigido por las normas de seguridad, que posibilita a los estudiantes observar un tiempo/espacio de evaluación e intervención temprana.
Ambos recintos cuentan con sistema de micrófonos y amplificadores para optimizar la escucha.
La Cámara tiene ingresos independientes, uno está destinado al niño y su familia, y otro para los estudiantes .

Antecedentes
El proyecto comenzó a mediados del 2016 durante la gestión del ex decano Javier Lottersberger en respuesta a la necesidad de lograr un lugar donde los alumnos pudieran concretar luego de las clases teóricas, observaciones sobre casos reales.
Este año Adriana Ortolani, actual decana de la FBCB, impulsó mejoras en la infraestructura, la incorporación de un equipo de audio profesional y una ambientación acorde a las prácticas. “Estoy convencida que dar continuidad y concretar este proyecto, es confirmar el compromiso que tiene esta Facultad de formar profesionales que sean capaces de integrar equipos interdisciplinarios para atender temas tan importantes como el desarrollo del niño y la detección temprana de afecciones. Estimular la vocación y apostar a una formación académica de calidad, con énfasis en valores y principios éticos, que permita a nuestros graduados integrarse al mundo laboral y/o estudios de posgrado”, afirmó la decana.

 

Agenda