La UNL asume su compromiso social y promueve a través de sus políticas institucionales diversas modalidades y estrategias de trabajo con la comunidad.

Las políticas de gestión consideran relevante que el conocimiento académico sea puesto en juego con otros saberes para buscar soluciones a los problemas socialmente relevantes. La formación profesional integral pone los aprendizajes en juego ante situaciones complejas en las que se involucran diversos actores sociales (Estado, organizaciones de la sociedad civil, comunidad)

Es necesario integrar sinérgicamente esta función esencial junto con la docencia y la investigación con intervenciones pertinentes y de calidad que permiten producir nuevos conocimientos sobre el territorio; habilitar nuevas formas de aprender y de enseñar y aportar a mejorar las políticas públicas.